Poemas de Seducción para conquistar a esa persona especial

Qué mejor forma de expresar sentimientos hacia esa persona especial, que a través de poemas de seducción. Qué mejor forma de explicar, comunicar un te amo, un te quiero, un deseo, que a través de versos para seducir envueltos en emociones y pasiones que desbordan nuestro ser. Es la mejor manera de llamar la atención y cautivar a esa persona que tanto nos interesa. Describiendo sus atributos y encantos de una manera tan especial que no tendrá más remedio que abrir su corazón para escucharte.

Y aunque hay que reconocer que en la actualidad para muchas personas las palabras románticas de poemas de seducción parecen no tener ninguna influencia en sus vidas, no es menos cierto que la poesía es la forma de expresión que históricamente ha cautivado a los corazones más duros de la historia, llenándolos de pasión y lujuria insospechada. Así que la poesía romántica y de seducción está y llegó para quedarse eternamente en el corazón de hombres y mujeres que sueñan y ansían el amor.

Si quieres ser un seductor o seductora ten presente a la poesía como herramienta fundamental del pensamiento seductor. Presta mucha atención a estos poemas de seducción que hemos recopilado para coronar el amor anhelado.

Poemas para Seducir

Táctica y Estrategia de Mario Benedetti

Cada verso de Táctica y Estrategia está construido con el objetivo de seducir progresivamente, hasta generar una necesidad en el ser amado. Sus palabras son una metáfora casi bélica bastante reveladora: primero observa, escucha, aprende y posteriormente invita a eliminar los “simulacros”, “telones” y “abismos” con la construcción de un “puente indestructible”. Poco a poco gana terreno, pero no se invade, no se conquista. Al contrario, se dibuja una ruta para generar las condiciones necesarias de modo que la contraparte se entregue.

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Poema de Seducción Táctica y Estrategia de Mario Benedetti

Espantapájaros de Oliverio Girondo

Es un poema honesto y tajante para iniciar la conquista. Se popularizó en gran medida luego de que apareciera en la película argentina “El lado Oscuro del Corazón”, donde con franqueza absoluta Darío Grandinetti, interpretando el personaje de Oliver, recorre las calles de buenos aires buscando a la que “vuela”. Una mujer que posee una magia, una energía única y especial que lo hace sentirse completo. Para el propósito de este artículo hemos seleccionado solo la primera parte del poema que es ideal para iniciar el proceso de seducción:

No sé me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de soportarles
una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible:

– no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar.
Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!

Del Amor y Otros Demonios de Gabriel García Márquez

En esta novela del premio nobel de literatura hay un fragmento memorable para enamorar:

Te confieso que no tengo un instante sin pensar en ti, que cuanto como y bebo tiene tu sabor, que la vida eres tú a toda hora y en todas partes. Que el gozo supremo de mi corazón sería morirme contigo.

-¿Y ahora?

-Ahora nada, me basta con que lo sepas.

Te quiero de Mario Benedetti

Hay una frase de José Ortega y Gasset que versa: “La belleza que atrae, rara vez coincide con la belleza que enamora”. Y este poema de Benedetti, apunta hacia la segunda parte. A la belleza genuina que enamora. Cuyas caricias, cual instrumento musical, son “acordes cotidianos” de un amor cómplice.

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Poema de Seducción Te Quiero de Mario Benedetti

Poema 12 de Pablo Neruda

Esta obra pertenece al poemario “20 Poemas de Amor y una Canción Desesperada” y no podía quedar fuera de este listado de poemas de seducción. Son versos que con grandiosa elocuencia narran la saciedad que produce un amor sincero.

Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.

Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.

He dicho que cantabas en el viento
como los pinos y como los mástiles.
Como ellos eres alta y taciturna.
Y entristeces de pronto, como un viaje.

Acogedora como un viejo camino.
Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
Yo desperté y a veces emigran y huyen
pájaros que dormían en tu alma.

Poemas de seducción "Poema 12 Pablo Neruda"

Cartas a Chepita de Jaime Sabines

Por último, no hemos querido dejar por fuera al poeta Sabines. Te compartimos algunos fragmentos tan verdaderos como seductores:

Hace un momento te dejé: ya me haces falta, hace un momento apenas te dije adiós, y ya ha recorrido mi corazón la eternidad…

¿Carta de enamorado? No. Dios me de escribirte cartas de enamorado.

Te escribo aquí mi ira, mi conflicto, mi dolor, que es la forma más sincera de decir “te quiero”.

Esperamos que hayas disfrutado de este listado de poemas de seducción y te invitamos a compartir en los comentarios otros versos que conozcas y que puedan complementar esta selección.

Deja un comentario

Copy link