Poesía del Otoño Infantil para Niños y Adultos

Vamos a compartirte una selección de Poesía del Otoño Infantil para niños y adultos. Pero antes conozcamos un poco más de una de las estaciones más bellas del año. Por ejemplo, en España comienza entre el 22 y 23 de septiembre en un área que se conoce como el hemisferio norte, por otro lado, el otoño también comienza en países como Colombia el 21 de marzo, que pertenece a un área que se conoce como el hemisferio sur.

Así que si estás en Europa o en Sur América ya sabes cuándo esperar el añorado otoño. Como dato adicional te diremos que el otoño aparece después del verano y antes del invierno, lo que le da el tercer lugar en la lista de las famosas estaciones: primavera, verano, otoño e invierno.

Y si alguien te pregunta como recocer cuando es otoño, puedes decirle que observe atentamente… Si los días son más cortos y las noches son más largas, si observa viento, hace frío y las hojas de los árboles cambian su color y algunas se caen… ¡Estamos en otoño!

Poesía del Otoño para Niños

Ya llegó mi estación preferida

¡Ya llegó… mamá ya llegó!
¿Quien llegó mi niño, Quien llegó?
Las hojas volando en el aire
¿y quién las trae?
El otoño que danza en un baile

¿Y qué tipo de baile, bailan?
Parece como un bamboleo
¿Será que los árboles tiemblan
Cuando empieza el zapateo?

Mamá, el otoño a mi encanta
Pues las hojas caen boca arriba y boca abajo
Parecen naves volando
Con alas de escarabajos.

¡Mama!
Si yo pudiera elegir
Las estaciones del año,
seguro comenzaría
Con el otoño, sus colores
Y tu alegría.

Poesía de Otoño Infantil Ya llegó Mi Estación Preferida

Los Colores del Otoño

Ocres, amarillos y rojizos
Parecen los colores de una bandera
Pero atento… no te confundas
Son los colores
de un otoño que no espera

El 21 de marzo
comienza el otoño en el hemisferio sur
dando pinceladas de flores
Y a las hojas…
nuevos colores

Ocres, amarillos y rojizos
Son los colores que tienen
las hojas de los árboles.
Ocres, amarillos y rojizos
Pendiente… muy pendiente
y no los confundas con un erizo.

Poesía de Otoño para niños Los Colores del Otoño

Otoño de Silvia Beatriz Zurdo

Cada vez que llega marzo
yo no entiendo lo que pasa:
se cubren todos de sol
los árboles de la plaza.

Al viento que es muy travieso
le dan ganas de jugar.
Con las hojas amarillas
corre de aquí para allá-

Juegan a la rueda – rueda
y también a la escondida,
pero al llegar la noche
se quedan todas dormidas.
Las hojas en las veredas
son una alfombra dorada
Los árboles ya desnudos
no se quejan para nada.

Me gusta cuando en otoño
salimos a caminar
pisando las hojas secas
que no dejan de chillar.

Poesía de Otoño Infantil de Silvia Beatriz Zurdo

Poesía del Otoño para Adultos

Ahora, continuamos con 3 poemas de otoño para adultos y otros no tan adultos. Los poetas; Mario Benedetti, Pablo Neruda y Antonio Machado, son un deleite de palabras para la vista y el oído que busca sentir y vivir la sensación del otoño.

Otoño de Mario Benedetti

Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
entremos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran

ahora que calienta el corazón
aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda

aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha

Poesía de Otoño de Mario Benedetti

Mariposa de Otoño de Pablo Neruda

La mariposa volotea
y arde —con el sol— a veces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada
sobre una hoja que la mece.

Me decían: —No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasó el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.

Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: —No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la mano que te induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombra y el vaso.
Se va o perece.

Pasó la hora de las espigas.
El sol, ahora, convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice: —Te parece.

La mariposa volotea,
revolotea,
y desaparece.

Poema Mariposa de Otoño de Pablo Neruda

Amanecer de Otoño de Antonio Machado

Una larga carretera
entre grises peñascales,
y alguna humilde pradera
donde pacen negros toros. Zarzas, malezas, jarales.

Está la tierra mojada
por las gotas del rocío,
y la alameda dorada,
hacia la curva del río.
Tras los montes de violeta
quebrado el primer albor:
a la espalda la escopeta,
entre sus galgos agudos, caminando un cazador

Poesía Amanecer de Otoño de Antonio Machado

Si te gustó esta selección de Poesía del otoño infantil para niños y adultos compártelo con tus amigos. Este artículo es una recopilación de escritos y poesías, si alguno de los autores desea que la retiremos de aquí, por favor no duden en escribirnos.

Deja un comentario

Copy link